19 personas diagnosticadas de enfermedad de Chagas en el cribado de 2018

Amanece en Madrid y, a pesar de ser un domingo a las ocho de la mañana, la ciudad ya despertó hace unas horas. En los vagones del metro se juntan los más madrugadores con los que vuelven a casa después de una larga noche.

Almendrales acoge al equipo de Salud Entre Culturas en sus calles sigilosas; a diferencia del centro, aquí sus habitantes todavía guardan silencio. Esta vez, Aromas Peruanos presenciará el cribado de Chagas que, principalmente, se llevará a cabo entre la población latina de la zona. Un espacio peculiar que es, al mismo tiempo: restaurante, local para eventos y centro de peluquería y estética. ¿Resultados obtenidos? 137 personas cribadas y 19 resultados positivos.

La enfermedad de Chagas es una gran desconocida tanto aquí como allí, y a pesar de que la padecen casi ocho millones de personas en el mundo, sigue siendo una enfermedad desatendida.  El parásito que la provoca se puede transmitir directamente a través de las heces de los insectos, mediante transfusiones de sangre o trasplante de órganos, de la madre infectada al hijo, o por vía oral al consumir comidas o bebidas contaminadas con el parásito. La ausencia o levedad de síntomas la convierten en una enfermedad silenciosa, lo que complica su detección. Por el momento, no existe una vacuna pero sí un tratamiento que la cura si se administra al poco tiempo de producirse la infección, por eso es tan importante informar y facilitar la realización de cribados.

Hablamos de Chagas para visibilizar, sensibilizar e informar. Queremos estar más cerca de la gente que la sufre pero también de quienes nunca han oído hablar de ella a pesar de que es en sus países de origen donde habita la vinchuca, la chinche que transmite este parásito.

Nos ponemos en marcha. Creamos espacios de registro en la entrada del recinto, seguidos de la sala de espera y la zona de confirmación de datos. Dividimos el espacio con biombos para las áreas de talleres y de cribado. Colocamos mesas, sillas y sombrillas en la parte de la terraza. Cargamos botellas de agua, señalizamos las zonas, repartimos folletos e informamos por los alrededores. Dejamos constancia de lo que estamos haciendo para que quien lo desee pueda conocer la enfermedad de Chagas y realizarse las pruebas de manera gratuita.

Los más impacientes ya esperan fuera antes de la hora establecida. El registro en nuestro sistema precede a un mini taller sobre esta enfermedad. Nuestro equipo sanitario trabaja con entusiasmo y profesionalidad para que las analíticas sean realizadas y registradas de la manera correcta.

Una extracción de sangre acompañada por una salteña siempre es más llevadera. Por eso les ofrecemos un refrigerio y una empanada de origen boliviano rellena de carne, huevo, verduras, especias y otros ingredientes.

Mientras, en el exterior, los más pequeños se divierten con las actividades preparadas para ellos. Manualidades y pintacaras son algunos de los pasatiempos que amenizan la jornada.

A media mañana el cónsul de Bolivia en Madrid nos brinda su apoyo en la lucha contra uno de los mayores problemas de salud en Sudamérica: la tripanosomiasis americana o mal de Chagas.

Continuamos el acto con bailes regionales. Aparecen en escena envueltas en vestidos negros y moviéndose al ritmo de la música tradicional. En cada giro se elevan sus faldas cubiertas por volantes, dejando ver sus pies descalzos que giran al son de los tambores. Qué mejor manera de dar fin al evento.

Pasadas las 15 acabamos de atender a los más rezagados. Entre tanto comenzamos a recoger el material. En poco tiempo las mesas y las sillas vuelven a su sitio, los biombos y estructuras utilizadas desaparecen como por arte de magia. En cuestión de minutos dejamos el local como lo habíamos encontrado.

Cerramos el cribado con 137 asistentes. Y Aunque el porcentaje de personas que contraen esta enfermedad es alta y las personas en riesgo de contraerla también lo es, hoy nos vamos con la sensación de que la enfermedad de Chagas es menos desconocida que ayer.

Patricia Manini