María García López

María García López

Voluntaria Salud Entre Culturas Hospital Ramón y Cajal

A veces, hay cosas que te parecen importantes pero que no lo son, y de esto muchas veces te das cuenta al poner distancia. Ya ha pasado un mes desde que me fui y es tal el aluvión de sensaciones que se me vienen encima cuando pienso en Salud Entre Culturas (SEC) que voy a intentar condensarlos en solo unas pocas líneas, con bastantes dudas de poder ser capaz de que un papel sea lo suficientemente profundo para poder plasmar siquiera una parte.
“Empecé a colaborar con SEC en el hospital con los intérpretes en las consultas hospitalarias y rápidamente me dejé llevar por sus ganas, su profesionalidad y ese interés e ilusión de querer hacer las cosas bien que solo algunas personas tienen. Nunca hasta entonces había tenido la posibilidad de trabajar con un intérprete profesional y ahora sé que las barreras idiomáticas o culturales deben ser un obstáculo a combatir en la atención médica.
También, colaboré acercando la salud a la inmigración en los talleres que organiza SEC. El miedo del principio fue barrido por ilusión y sin darme cuenta me dejé llevar por sus ganas que en poco tiempo hice mías. De ellos me llevo experiencias inolvidables que me han hecho conocer el tema de la inmigración desde un punto de vista más humano, más real.
Colaborar con SEC ha sido una oportunidad. Conocerlos un regalo”