Descarga nuestros folletos informativos

La información es clave para prevenir. Difúndela.

Métodos anticonceptivos

Los métodos anticonceptivos nos permiten elegir el momento más adecuado para tener hijos si lo deseamos y también disfrutar de la sexualidad en pareja heterosexual sin temor a un embarazo cuando no es el momento adecuado.

Existen muchos y variados métodos anticonceptivos, siendo el mejor aquel que es aceptado por la pareja, tolerado y bien utilizado. Pincha aquí para acceder a material multilingüe sobre métodos anticonceptivos.

Existen métodos anticonceptivos eficaces, poco eficaces y otros de bajísima eficacia que ni siquiera deberían considerarse anticonceptivos.

Métodos anticonceptivos eficaces

Entre los métodos eficaces podemos diferenciar entre los métodos hormonales, el DIU (dispositivo intrauterino), los métodos de barrera y los métodos de esterilización voluntaria.

Métodos hormonales
  • La píldora y la minipíldora: Se trata de pastillas con hormonas que la mujer deberá tomar diariamente, haciendo un descanso durante la semana de la menstruación. El médico será quien recomiende la píldora más adecuada para cada mujer. También existe la píldora postcoital, también conocida como píldora del día después. Este es un método de emergencia y no debe utilizarse de forma habitual como método anticonceptivo. Es recomendable únicamente en casos inesperados en los que no se ha utilizado ningún anticonceptivo o se ha utilizado mal, como, por ejemplo, ante una rotura del preservativo o una agresión sexual. La píldora del día después evita el 85% de los embarazos.
  • El anillo vaginal: Es un aro de un material similar al plástico que se coloca en la vagina y se cambia una vez al mes, dejando una semana de descanso en la que la mujer tendrá la menstruación.
  • El parche anticonceptivo: Es un pequeño parche, similar a una tirita, que se coloca sobre la piel y se cambia semanalmente durante tres semanas. Se descansa durante la semana en la que vendrá la menstruación.
  • Anticonceptivos inyectables: Existen dos presentaciones, una mensual y otra trimestral. Son métodos muy eficaces pero, al igual que ocurre con los otros métodos hormonales, se requiere el consejo de un médico que es quién valorará la conveniencia o no de su utilización.
  • Implante subdérmico: Se trata de una pequeña varilla (a veces pueden ser dos) de aproximadamente 4 cm de longitud que se coloca en el antebrazo mediante una mínima incisión indolora.

 

El DIU dispositivo intrauterino

 

 

El DIU es un objeto pequeño formado por material plástico, metal (cobre fundamentalmente) y un pequeño hilo. Habitualmente, consta de una rama vertical y unas ramas horizontales que le dan forma de T o de ancla para ajustarse a la cavidad uterina.

Se dispone también de un DIU denominado DIU hormonal que incorpora un pequeño depósito hormonal. Este método lo colocan los ginecólogos (ginecólogos y ginecólogas).

 

Métodos de barrera

 

 

  • Preservativo masculino: También es conocido como condón o goma. Es una funda muy fina de látex que se coloca sobre el pene en erección. En su extremo cerrado lleva un pequeño reservorio que facilita el depósito del semen tras la eyaculación.
  • Preservativo femenino: Es una funda de un plástico fino pero muy resistente (poliuretano) que se presenta lubricado con una sustancia a base de silicona. Recubre las paredes de la vagina y también la vulva. Los preservativos (tanto masculinos como femeninos) nos ayudan a protegernos frente a las infecciones de transmisión sexual (ITS).
  • Diafragma: Es una caperuza o casquete de látex muy flexible que se coloca en el fondo de la vagina, cubriendo completamente el cuello del útero. No es un método de protección eficaz frente a las infecciones de transmisión sexual.

 

Esterilización voluntaria

 

Son métodos que consisten en interrumpir quirúrgicamente el lugar de paso de los óvulos y de los espermatozoides, con lo que se evita el embarazo. Son métodos permanentes que se consideran irreversibles, después de los cuales es muy difícil tener hijos. Su eficacia es muy alta, cercana al 100%.

  • Ligadura de trompas: Es una intervención quirúrgica sencilla pero que tiene los riesgos de la cirugía y de la anestesia general, en esta intervención se cortan o ligan («atan») las Trompas de Falopio, con lo que se impide que el óvulo pueda llegar desde el ovario hasta el útero.
  • Vasectomía: Se trata de una pequeña intervención quirúrgica que se practica con anestesia local y que consiste en cortar los dos conductos deferentes con el fin de que los espermatozoides no salgan al exterior durante la eyaculación. No precisa hospitalización ni anestesia general, por lo que los riesgos son pequeños.

 

Métodos poco eficaces

Métodos naturales

Requieren un gran conocimiento de la fisiología femenina. Se debe estar bien informada y abstenerse de tener relaciones sexuales en los días fértiles. Para «averiguar» cuáles son estos días fértiles hay varios métodos:

  • Ogino (o método «del ritmo» o «del calendario»): Se trata de controlar los ciclos a lo largo de un año para comprobar su regularidad. Se calculan unos días a partir del primer día de regla durante los que el riesgo de ovulación es más pequeño.
  • Billings (o método «del moco cervical»): Basado en la observación diaria del moco cervical para detectar los días de más fertilidad.
  • Temperatura basal: Se debe tomar la temperatura todos los días antes de levantarse, con el fin de detectar la subida de la misma que sigue a la ovulación y evitar realizar un coito en estos días.
  • Método sintotérmico: Combina algunos de los métodos anteriormente señalados.

 

Espermicidas

Son unas sustancias químicas que destruyen los espermatozoides en la vagina. Se pueden encontrar en forma de óvulos vaginales y cremas. Es mejor utilizarlos junto con otros métodos ya que por sí solos tienen una eficacia bastante reducida.

 

Métodos de bajísima eficacia

Métodos de bajísima eficacia

Estos métodos NO son recomendables por su escasa eficacia, si quieres evitar el embarazo debes utilizar métodos más seguros. Nos referimos a:

  • La lactancia natural
  • Los lavados vaginales
  • Coito interrumpido, también conocido como la «marcha atrás».

 

GÉNERO E INMIGRACIÓN

La mujer inmigrante

La mujer inmigrante, a la que en muchas culturas se delega la total responsabilidad de la anticoncepción, a menudo tiene problemas de acceso a los servicios de Planificación Familiar debido a sus condiciones de trabajo (servicio doméstico, cuidado de personas dependientes, etc.).

El aumento de abortos voluntarios (interrupción voluntaria del embarazo, IVE) en mujeres inmigrantes se ha asociado a la no utilización de métodos anticonceptivos o al uso de métodos no seguros y también a una resistencia del hombre a utilizar el preservativo.

En 2006, las mujeres inmigrantes que más habían recurrido a la IVE en nuestro país procedían de Ecuador, Colombia, Rumanía y Marruecos. Por lugar de procedencia se han observado las siguientes características:

  • En el caso de Rumanía, muchas de las inmigrantes ya habían realizado una IVE con anterioridad y algunas incluso la utilizaban como método anticonceptivo.
  • En las mujeres de origen subsahariano, algunos estudios muestran una gran ausencia de control de la anticoncepción.
  • En las mujeres latinoamericanas se observó una buena aceptación de los métodos hormonales, sobre todo de la píldora. Sin embargo, también se observó que al no encontrar la que tomaban en sus países y al estar separadas de sus parejas, muchas veces dejaban de tomarla ya que no confiaban en los métodos que les pudieran proponer en España. Entre las personas procedentes de América Latina, existe una imagen bastante acusada del hombre como conquistador, infiel y promiscuo. Estos roles de género, que se reproducen en otras culturas, también influyen en el bajo grado de responsabilidad que los hombres asumen frente a la anticoncepción.
  • Algunos estudios apuntan que la comunidad china asentada en España sí posee un buen conocimiento de los métodos anticonceptivos y una aceptación de los mismos dentro del matrimonio. El DIU es un método más aceptado que la píldora, quizás debido a la concepción de salud en la cultura china: que una mujer sana esté tomando una pastilla durante meses o años puede no percibirse como algo positivo.
  • En las mujeres marroquíes se percibió un conocimiento y empleo menor de los métodos anticonceptivos, asociado a factores religiosos, al desconocimiento y también a la negativa del hombre a utilizar el preservativo.

Ir a otros temas de salud

Enfermedad de Chagas

Si eres de Latinoamérica te interesa esta información

Tuberculosis

Infección, enfermedad y curas para la tuberculosis

Salud y viajes

Vacunas y precauciones si viajas

Salud sexual y reproductiva

Anticonceptivos femeninos y masculinos eficaces y poco eficaces

Salud materno intanfil

Pruebas en un embarazo, lactancia y vacunas

VIH sida

Vacunas y precauciones si viajas